ASTROLOGÍA, CONSCIENCIA Y TRASCENDENCIA

Astrología Expansiondeluz.orgMe busqué a mí y encontré a Dios.

Busqué a Dios y me encontré a mí. . 

Este proverbio Sufi refleja mi propia búsqueda, que me condujo, entre otros campos de conocimiento hacia la astrología. La primera vez que fui con un astrólogo, iba con cierta resistencia y escepticismo, y quería saber qué me podía decir esta persona acerca de mi vida, de mis inquietudes del momento. Al ver mi carta astrológica, vi un círculo dividido en porciones y algunos símbolos ocupando algunos de esos espacios. Distinguí el símbolo de Venus y Marte. Reconocí a la Luna y al Sol. Pero mi mayor sorpresa era cómo podía decirme esta persona tanto acerca de Mi  vida sin conocerme.

Si comprendemos que la vida es una manifestación  en energía,  tal como hay fuerzas de atracción y repulsión entre dos personas, hay fuerzas magnéticas poderosísimas que mantienen al Cosmos en equilibrio, aún dentro del movimiento perenne en el que está cada una de las galaxias y astros. Newton, el genio físico que descubrió la fuerza de gravedad, fue un estudioso de la astronomía y de la astrología. El sabía que como es arriba es abajo. El microcosmos es un reflejo del macrocosmos. Nuestro mundo externo es un reflejo de nuestro mundo interno.

carta astral expansiondeluz.orgLa carta astrológica natal es una representación del cielo en el momento del nacimiento. En el instante de tomar el primer aliento, nuestro DNA capta las energías existentes. Sin embargo, la consciencia hace la diferencia en la vida que apenas comienza. La Madre Teresa pudo haber nacido en las mismas coordenadas de espacio y tiempo que otra persona, pero esto no implica que ambos tengan la misma calidad de vida o las mismas decisiones. Para realizar su labor de ayuda, el astrólogo ha de mirar más allá de la lógica de los símbolos y mediante la intuición captar la forma única en la que la persona percibe las energías.

La astrología nos muestra mapas que nos revelan posibles caminos a escoger. Nos puede indicar en qué momento las energías están en interacción óptima para una operación, una boda, la firma de un contrato, etc. Sin embargo esto es muy delicado. Un error gravísimo de muchos “astrólogos” es decir “Esto te va a suceder”. “Esto es lo mejor para ti”, sin respetar el libre albedrío de la persona, por lo cual se ha desmeritado el valor de esta sabiduría milenaria. Un astrólogo puede determinar, con exactitud matemática,  cuándo son despertadas o avivadas ciertas energías y ayudarnos a clarificar las inquietudes que estamos sintiendo. Al entenderlas, es más fácil controlarlas y determinarlas.

Más que decir si nos conviene cambiar de trabajo, el astrólogo consciente muestra el contraste de energías, los retos y las oportunidades. Más que decir si una pareja se debería de divorciar o unir, la intención primordial es ayudarlos al entendimiento de las vibraciones que les están causando conflictos y frustraciones. Más que predecir sucesos, lo importante es ayudar a trascender el miedo. El temor muestra simplemente una falta de luz y entendimiento.

Siendo terapeuta con la ayuda de la astrología, la terapia se agiliza enormemente al no andar navegando a ciegas a través del mar profundo del inconsciente; y me sorprende ver, en una o dos sesiones, los cambios trascendentes en el camino evolutivo de la persona.

En momentos karmáticos muy difíciles, a veces de enfermedad, la astrología nos puede ayudar a tener una perspectiva de las causas que nos han conducido a los efectos que estamos experimentando. Con la terapia, podemos ayudar a la persona a comprender cada una de las energías anudadas, hasta el punto de origen, hasta desenterrar la verdad, y la verdad es lo que nos libera. Muchas veces sentimos la liberación al encontrar la causa más allá de la niñez o del estado fetal. Mediante regresiones la encontramos en vidas pasadas, cuando no pudimos enfrentar y disolver  una situación similar.  Muchas veces venimos siendo efecto de situaciones karmáticas similares vida tras vida, y uno de los propósitos del alma para esta vida pudiera ser liberarse finalmente de ese karma.

trascendencia expansiondeluz.orgLa labor principal del astrólogo, a mi parecer,  es ayudar a la persona a trascender la dualidad de sus dudas, de sus resistencias… y recordar la Unidad, la pureza, la esencia, Las vibraciones del universo entero están dentro de nosotros… la luz y la oscuridad, la desesperación y la tranquilidad. Al elevar nuestra consciencia, nos damos cuenta que nuestros pensamientos y emociones son los imanes que atraen nuestras circunstancias. El miedo atrae el peligro tanto como el poder de nuestro pensamiento atrae nuestros logros.

Podemos trascender el karma de nuestra carta astrológica y asumir el centro de la misma, donde todo nos mueve, pero nada nos afecta con dolor o sufrimiento. Somos consciencia… Somos potencialidad… ¡Somos! Tenemos libre albedrío. Tenemos la capacidad de crear. ¡Tenemos el poder de amar! Podemos escoger vivir en libertad, hacer de este espacio y de este momento nuestro hogar espiritual… traerlo a la materia creando la eternidad en el momento presente… aquí y ahora… vibrando… vibrando… creando… amando…

…y así vuelvo al inverso de la dualidad de la frase inicial:

Busqué a Dios y me encontré a mí. Me busqué a mí y encontré a Dios

Con amor y Luz, Gildy

 

 

Comentarios

comments

Comments are closed.