Despertar de Luz con el covid 19

//Despertar de Luz con el covid 19

Despertar de Luz con el covid 19

¡Bendiciones, Amado Ser de Luz!

Comparto contigo un momento interno de transmutación que tal vez contribuya, a modo de experiencia, con el proceso de transformación que estamos experimentando como seres humanos.

El miedo es como la oscuridad. En un cuarto oscuro, para que haya claridad solo hay que encender la luz. De la misma manera, para tener claridad, y desvanecer la oscuridad, ¡solo hay que encender la Luz de la Consciencia!

Tomo una respiración profunda y siento la inhalación avivar una luz interna.

Noto que me siento más tranquila. Al darme cuenta de esto, voy hacia adentro para ver qué está sucediendo en mi interior. Afuera hay una histeria colectiva… El virus, las bolsas de valores, el petróleo, el aislamiento, la incertidumbre… Cada quién protegiéndose y recomendando medidas de seguridad para salvaguardar a los seres queridos.

Hay mucho miedo, y el miedo atrae el peligro. Con gran empatía y compasión capto esto y me estremezco por completo. Envío Luz y Bendiciones Divinas visualizando que llegan a todos en nuestro planeta encendiendo la Luz interna.

Generar miedo ha sido un medio para quienes desean controlar a la población. Ahorita hay quienes están tratando de dar las últimas batallas queriendo controlar al planeta y alimentarse de las vibraciones densas.

Es necesario inhalar Luz, paz, tranquilidad por un momento para darnos cuenta que debajo de lo obvio hay algo enorme, glorioso, luminoso ocurriendo, que la conciencia colectiva no está captando.

Está sucediendo aceleradamente el colapso de las estructuras que han dado forma a nuestra sociedad… ¡a todos niveles! Siendo astróloga, sabía que la alineación de las energías más pesadas del Cielo anunciaban algo así… ¡No había ocurrido algo parecido en siglos!… las ocasiones anteriores de estas conjunciones de astros en Capricornio sucedieron alrededor de 1280 DC y 1520 DC, ¡y en ambas ocasiones hubo epidemias como La Peste! Ahora el covid 19 está vivo.

Antes de aparecer este virus, me preguntaba cómo se podía originar el efecto dominó que ocurría en el movimiento de astros durante 2019 y 2020. Claramente un tiempo de transformaciones metamórficas en el planeta. ¿Qué puede ser tan poderoso como para colapsar los sistemas que no funcionan a nivel global para que resurja la nueva Consciencia?

Conociendo la Astrología, sé que el microcosmos refleja al macrocosmos y me es posible trascender el tiempo y mirar en cualquier momento dado la Geometría Sagrada que forman en conjunto los astros; y al permitirme una visión superior, capto intuitivamente algunas potencialidades y posibilidades de lo que los astros pueden reflejar. No se puede predecir exactamente lo que sucederá. La Consciencia del momento determina los hechos. Cada Uno los percibimos y experimentamos a nuestra manera, desde nuestros puntos de vista en particular.

Para el comienzo de la Era de Acuario, la Nueva Tierra y El Nuevo Ser humano han sido profetizados por diversas culturas. Pero para que surja lo nuevo, hay que abrirle espacio entre lo viejo. Este renacimiento viene precedido del colapso que en estos momentos estamos experimentando; y esto no es fácil para la humanidad.

A ojos de cualquiera, incluso de quienes dominan en los círculos de poder, nuestra forma de vida no está alineada con la Naturaleza… ¡desde hace milenios!… y el ritmo acelerado de los tiempos de cambio hace más palpable este desbalance entre los opuestos. El Yin y el yang existen en equilibrio en la Naturaleza, pero la consciencia del Ser humano no ha sabido equilibrar los desbalances que hemos causado en nuestro planeta.

¿Qué sistemas de creencias y paradigmas arcaicos y caducos nos ciegan al Orden natural Divino? ¿Cómo ha de despertar la Consciencia del Ser humano para que podamos vivir en armonía, en paz, de acuerdo al Orden Universal, respetándonos los unos a los otros, amándonos a nosotros mismos con un amor tan Divino que incluyamos a todo dentro de este inmenso amor?

Es increíble que en esta era cuántica, ¡algo tan pequeño como un virus pueda cimbrarnos a todos y ser el detonador de La Nueva Tierra en 5ª dimensión! No hay errores. Nada es accidental. ¿Qué tal si el aislamiento forzado es nuestra entrada al capullo para eventualmente surgir como La Nueva Humanidad?

La vida y la muerte se dan la mano, y entre espacios de la eternidad se vislumbra la falta de tiempo. Todo se colapsa en el momento presente. El “ahora” se vuelve la fuerza de comando. Focalizo entre el futuro y el pasado y entro plenamente en el momento presente. La eterna sabiduría y paz está aquí… ¡Ahora!

¿Qué tal si muchos vinimos precisamente a despertar e iluminarnos en estos momentos críticos como una contribución hacia el retorno al Orden Universal? No todos los seres humanos vienen con este propósito. Sin embargo, seguir el “orden” que habíamos estado siguiendo durante siglos, desde la revolución Industrial, e incluso anteriormente, desde la conceptualización de la dominancia de lo masculino sobre lo femenino, y de ahí todas las jerarquías que nacen con esto: religiones, sistemas de creencias que intentan acercarse al orden natural, pero sin lograr danzar en el delicado equilibrio universal que respeta a todos y cada uno, que siente el dolor ajeno como propio, que incluye a todos en la Unidad, cada uno con sus dones y cualidades contribuyendo hacia el bien global.

¿Cómo gozar de una consciencia iluminada cuando muchos de nosotros estamos perdidos entre rencores y envidias, endiosando al dinero, la fama, “el éxito” y a los sistemas de poder, compitiendo y batallando entre nosotros, más de lo que cooperamos y contribuimos entre unos y otros?

Si nos vemos desde un punto de vista Superior, sabemos que para que surja algo nuevo, se necesita colapsar lo viejo. De un tronco caído renace nueva vida. De un bosque incendiado, se rehabilitan y abren las semillas. De un volcán que hizo erupción, eventualmente surge tierra fértil.

Sabemos que el nacimiento de un bebe es doloroso, sangriento y aparatoso. Muchas veces peligroso. La oruga dentro del capullo se desintegra para que de ahí se despierten las células imaginales activando el ADN específico que formará una mariposa con nuevas habilidades.

Estamos despertando al Nuevo Ser Humano, y el proceso no es fácil. Hay que experimentar todo el proceso que la oruga y el bosque viven en su destrucción y transmutación. La consciencia egóica y limitada del Ser humano en 3ª dimensión está en proceso de transformación. Ya es tiempo de que surja el Nuevo Ser Humano con consciencia Universal. ¡Ya es tiempo! ¡Ya es tiempo!

Nuestra mente humana no sabe cómo hacerlo, tal como la oruga no sabe cómo activar la mariposa en la que se transformará. Sin embargo, viendo la visión global, podemos ayudar a la colectividad manteniéndonos en paz y siendo faros brillantes de Luz para quienes están perdidos en el océano del miedo, para quienes están atravesando problemas de salud o de dinero, para quienes chocan en conflictos con otros sin saber que precisamente esas batallas son ejercicios que eventualmente los ayudarán a encontrar el equilibrio entre los opuestos.

¿Qué tal si este colapso de estructuras nos lleva finalmente a la transformación de los sistemas y a la evolución de la Consciencia que tanto hemos anhelado?

Para la Divinidad no hay errores. Solo experiencias, y viéndolo así, me doy cuenta que se ha transmutado la ansiedad que sentía. Era mi sentido empático el que captaba la histeria colectiva ante el efecto dominó que la mente humana trata de entender y controlar, con todos los medios que conoce, intentando “asegurar” su supervivencia.

Veo el contraste entre la Sabiduría Divina que vibra en certeza y en paz absoluta, y los conocimientos de la mente que son ansiosos, inciertos, temerosos. ¡El miedo se ha transformado en Luz brillante! Ahora vibro en gratitud hacia todo el proceso que está sucediendo. Mando bendiciones al Planeta Tierra, como si éste estuviera entre mis manos como una pelotita llena de Vida y Gloriosa Consciencia, y veo la Divinidad penetrar y expandirse a todos niveles. Siento una paz profunda y Amor brotando a borbotones. Percibo la Paz, la salud vibrante y la Consciencia Divina permeando y transmutando en elevadas vibraciones de Luz violeta, esmeralda, dorado y la pureza del blanco durante todo este proceso de renacimiento dentro de la Nueva Tierra.

Gracias… Gracias… Gracias.

NAMASTE, honrando la Divinidad en Ti y en Todo,

Gildy Bardavid

expansiondeluz2012@gmail.com

expansiondeluz.org

Comentarios

comments

2020-03-15T18:32:55+00:00March 15th, 2020|

About the Author: