PAREJAS DESECHABLES MANTENIENDO VIVA Y EXPANSIVA LA LLAMA DEL AMOR Gildy Bardavid Capítulo VII

//PAREJAS DESECHABLES MANTENIENDO VIVA Y EXPANSIVA LA LLAMA DEL AMOR Gildy Bardavid Capítulo VII

PAREJAS DESECHABLES MANTENIENDO VIVA Y EXPANSIVA LA LLAMA DEL AMOR Gildy Bardavid Capítulo VII

violencia

VI ¿DÓNDE ESTOY? ¿DÓNDE QUIERO LLEGAR?

CAMPOS DE BATALLA
La Verdad te hará libre

Como humanidad HEMOS APRENDIDO A UTILIZAR LA FUERZA PARA LOGRAR NUESTROS OBJETIVOS, y al tratar de ganar, muchas veces pisamos o abusamos de otros o de la naturaleza; y la vida parece un campo de batalla. Este es uno de los conceptos falsos que aprendemos subliminalmente en nuestra cultura que no nos conducen a tener el éxito, la vitalidad y felicidad que deseamos tener.

Quien ve la vida como una batalla, GENERA A SU ALREDEDOR SITUACIONES QUE CAUSAN LA BATALLA QUE YA EXISTE EN SU MENTE. Llegan los oponentes, los rivales y es a éstos a quienes hay que dominar por la fuerza, aunque sea nuestra pareja, nuestros hijos o nosotros mismos, nuestros amigos o el medio ambiente.

EN LA NATURALEZA, LA BATALLA ENTRE EL SEXO MASCULINO Y FEMENINO NO EXISTE, ¡PORQUE DESTRUIRÍA LA ESPECIE! Sin embargo nosotros, los “animales” más evolucionados, ¡estamos yendo en contra de la naturaleza con toda la conflictiva y las batallas que existen entre el hombre y la mujer! ¡Hemos perdido la sabiduría natural y el equilibrio Universal! La batalla entre ambos sexos es quizá uno de los mayores males de nuestro tiempo.¿Crees que mediante la fuerza, el dominio, la posesión o la manipulación puedes lograr tener una relación de pareja donde se mantenga viva la llama del amor?

Deseando acabar con el abuso, las mujeres “liberadas” realmente no estamos tan liberadas. Con el deseo de defendernos, atacamos; y así seguimos en guerra contra los hombres; y esta guerra continuará hasta que descubramos el mayor poder que tenemos: EL PODER DEL VERDADERO AMOR. ¿Cómo podemos llegar a funcionar energetizados con este poder?

Kahlil Gibrán, el gran poeta oriental, nos sugiere: “EL AMOR NO POSEE NI PUEDE SER POSEÍDO”. Un amor así tiene alas y es libre para volar y realizar plenamente el potencial de ambos. Este amor está libre de batallas. El VERDADERO AMOR ESTÁ DENTRO DE TI. Está dentro de todos nosotros, pero muchas veces está dormido. No hemos aprendido cómo dejarlo fluir y energetizar nuestra vida. ¿Qué lo mantiene atorado dentro haciéndonos vivir en un infierno de guerras contra los seres que más amamos? Veamos el siguiente caso:

corazon-roto

SANANDO LOS CORAZONES HERIDOS

En una sesión, Luisa se estaba dando cuenta cómo una simple llamada de Jorge fue el principio de batallas sin fin que los estaba conduciendo al divorcio. Poco después de regresar de su luna de miel, por cuestiones de trabajo él tuvo que salir unos días fuera del país. Ella lo apoyó para que fuera. Sin embargo, en el instante en que él le dijo por teléfono que necesitaba dos días más para terminar su proyecto, ella se puso frenética. Esta llamada fue suficiente para que ella se sintiera abandonada. Su inconsciente guardaba todas las veces cuando su papá no la abrazó, cuando el novio anterior rompió una promesa que causó su separación, las ocasiones cuando había sido rechazada, las veces cuando ella pensaba que no valía lo suficiente, cuando su autoestima estaba caída.

Todo esto la hizo sentirse traicionada por su marido. El problema no fue que él no viniera el día planeado. El problema fue todo lo que ella imaginó y sintió a causa de ello. Ella SABÍA que ya no podía confiar en él. Su mente generaba constantemente evidencia de esto: “Comencé a no ver a mi marido, sino a verlo a través de mis defensas. Lo que él hacía, yo lo interpretaba como que él me quería lastimar. Esperaba que él me dijera lo mucho que me amaba, pero con esta actitud defensiva solamente lo separaba de mí.”

Nuestros pensamientos crean nuestras circunstancias. El pensamiento de que no podía confiar en él la orientaba a interpretar desconfiadamente los hechos, aún cuando él tuviera las mejores intenciones de amarla. Así se van reforzando nuestras barreras hasta que llega un momento en la vida en que nos sentimos verdaderamente solos, aún cuando estemos rodeados de gente, porque nuestro corazón verdaderamente está aislado del mundo. Está dentro de una fortaleza que ya ni siquiera uno mismo puede atravesar, por lo cual perdemos contacto con nuestros sentimientos.

¿Cómo podemos saber qué queremos y cómo ser felices si ni siquiera sabemos lo que sentimos? Los sentimientos son el lenguaje del alma, y el alma está tan protegida que ni siquiera sabe que ES, que existe, lo que siente y desea verdaderamente. No puede descubrirse detrás de la fortaleza que ha edificado todo a su alrededor.

Entonces vivimos buscando LA PAREJA QUE NOS SALVE DEL DOLOR, DEL VACÍO, QUE NOS HAGA FELICES; pero en la próxima relación, las sombras del pasado vuelven a adquirir formas definidas en la persona que tenemos ahora frente a nosotros cuando un incidente nos conecta nuevamente con nuestra herida y, ahora vemos a esta nueva persona como el enemigo.

Seguimos viviendo esta ilusión hasta que nos damos cuenta de este mecanismo mental, y tomamos la responsabilidad de observar a la persona que está frente a nosotros como ES y no como interpretamos que sea. Esto nos permite ver nuestras heridas y tomar la responsabilidad de sanarlas en vez de seguirlas protegiendo con nuestras defensas y ataques al otro.

Cuando Luisa se dio cuenta que la llamada por teléfono de Jorge había sido una simple llamada; y que un retraso en sus proyectos no era todo el rechazo que su mente había imaginado, comenzó a verlo tal cual era. Jorge la amaba; y cuando ella bajó sus defensas, permitió que el amor de él entrara a su corazón, y esto comenzó a ayudarla a sanar sus heridas.

Empezó a conscientizar los patrones y programas anteriores y a estar alerta para no permitir que volvieran a tomar posesión de ella. Pero comenzó a ser mucho más feliz al dejar de poner su atención en las heridas del pasado y al dejar de protegerse a sí misma. Comenzó a enfocar su atención en el momento presente y a encontrar el amor a su alrededor; y así encontró el amor en su interior, que fluía más libremente hacia Jorge y en las actividades de su diario vivir.

Las heridas de su corazón estaban sanado. Ya no se sentía como la niña vulnerable sin conocimientos de cómo manejar sus sentimientos. Ahora era una mujer con la consciencia de enfrentar las sombras del pasado así como las situaciones del presente, con comunicación, respeto y comprensión, para transformar su vulnerabilidad por el poder de amar y permitirse ser amada.

siluetas-libre-de-parejas-de-enamorados_18-9186

¿TE HACE FELIZ TU PAREJA?

Preguntarnos si nuestra pareja nos hace felices es un cuestionamiento que nos hacemos comúnmente, pero no nos lleva a nada positivo, porque la pregunta en sí nos enfoca a juzgarla(o). Por lo tanto, una respuesta afirmativa como una negativa serían erróneas. Nadie nos puede hacer felices. La responsabilidad de tu vida es tuya. Si le das esta responsabilidad a tu pareja, nunca quedarás satisfecho

Sólo tú puedes hacerte feliz, porque tú eliges la forma en que ves las circunstancias, porque sólo tú eliges lo que piensas. Tú sientes tus sentimientos y tú los gobiernas. Tú decides ¿Eres tu propio amigo? ¿Te aceptas y te quieres a ti mismo? ¿Eres capaz de perdonarte a ti mismo, ó vives culpándote y juzgándote?

Cuando comenzamos una relación de pareja esperando encontrar el complemento que llene nuestro vacío interno, después de un tiempo nos daremos cuenta que seguimos vacíos al lado de él ó ella; y tenderemos a culparlo (a) porque “no nos hizo felices”. Sin embargo, aún volcándote todo su amor no podrá llenarte hasta que tú te llenes a ti mismo ese vacío existencial, hasta que sepas amarte a ti mismo. Sólo así podrás verdaderamente amar a tu pareja; y sentir la reciprocidad de este amor, llenando más y más profundamente tu ser.

Recientemente traté el caso de una persona que se sentía infeliz. Estaba sumida en una depresión terrible. Su esposo la había abandonado, yéndose con otra mujer.¿Cómo podía salir del abismo de estas circunstancias?

El comprender que nadie tenía en sus manos la felicidad de ella, más que ella misma, fue el primer rayo de luz que penetró dentro de sus tinieblas. Después se dio cuenta que si su esposo se había ido, realmente la relación entre ellos no estaba bien fundamentada. Comenzó a dejar ir el coraje y la ira que cargaba contra su marido, a perdonarlo, y comenzó a buscar dónde había errado ella. Si éstas eran sus circunstancias, de alguna manera ELLA había contribuido a crearlas. Su esposo no era culpable al 100%. Se dio cuenta que tampoco ganaba nada culpándose a sí misma; y se dio cuenta de la diferencia entre culpabilidad y responsabilidad. ELLA podía ser responsable de su vida. Ella era CAPAZ de crearse para sí misma las circunstancias que ella deseaba tener en su vida. Ella PODÍA ser feliz a pesar de los hechos.

Este proceso tomó su tiempo; pero finalmente ella se dio cuenta que esta experiencia había sido un verdadero regalo disfrazado de tragedia: la experiencia que más la había lastimado, ahora le estaba enseñando lo más valioso que había encontrado en su vida: ¡A ELLA MISMA!. Había aprendido no sólo a transformar su vida, sino que había descubierto una fuente inagotable de Amor. Se había descubierto a sí misma con toda su fuerza y poder para crear la vida que siempre había deseado tener; y no dependía de nadie para hacerla feliz. ¡Ella misma podía SER feliz!

Comentarios

comments

2017-07-21T00:41:22+00:00February 18th, 2014|

About the Author: